Accidentes Electricos – El Riesgo Electrico

Los factores que intervienen en los accidentes eléctricos se pueden clasificar en factores técnicos y humanos.

Intensidad de la corriente que pasa por el cuerpo humano: Se ha demostrado experimentalmente que es la intensidad que atraviesa el cuerpo humano y no la tensión la que puede ocasionar lesiones debido al accidente eléctrico.

En este sentido comentar que a partir de 1 mA de corriente alterna ya se comienzan a sentir hormigueos y que hasta intensidades de 10 mA del mismo tipo de corriente, la persona aun es capaz de soltar un conductor.

Tiempo de exposición al riesgo: No podemos hablar de valores de intensidad sin relacionarlos con el tiempo de paso por el cuerpo humano. De esta forma para cada intensidad de corriente se establecen, según el tiempo de contacto,
tres niveles:

1. Nivel de Seguridad: Abarca desde la mínima percepción de corriente hasta el momento en que no es posible soltarse voluntariamente del conductor. En dicho período no se produce afectación cardíaca nerviosa.

2. Nivel de intensidad soportable: Se produce aumento de la presión sanguínea y alteraciones del ritmo cardíaco, pudiéndose llegar a paro cardíaco irreversible. Además el nivel de consciencia va disminuyendo llegándose al coma por encima de los 50 mA.

3.Nivel de Intensidad Insoportable: Estado de coma persistente y paro cardíaco. Recorrido de la corriente eléctrica por el cuerpo humano: Las consecuencias del contacto dependerán de los órganos del cuerpo humano que atraviese la corriente. Las mayores lesiones se producen cuando la corriente circula en las siguientes direcciones:

-> Mano Izquierda – Pie Derecho
-> Mano Derecha – Pie Izquierdo
-> Manos – Cabeza
-> Manos derecha – tórax (corazón) – mano izquierda
-> Pie derecho – pie izquierdo

Naturaleza de la Corriente: Primeramente diferenciamos entre corriente alterna y corriente continua.

Corriente Alterna: Su característica fundamental es la frecuencia, de tal modo que esa alternancia en el sistema cardíaco y nervioso produce espasmos, convulsiones y alteraciones del ritmo cardíaco.
Las altas frecuencias son menos peligrosas que las bajas (solo percepción de calor con frecuencias superiores a 10,000 Hz). Por debajo de 10,000 Hz los efectos son similares a los de la corriente continua.

Corriente Continua: Suele actuar por calentamiento y generalmente no es tan peligrosa como la alterna, si bien puede inducir riesgo de embolia y muerte. Resistencia eléctrica del cuerpo humano: Entre los factores determinantes tenemos la edad, el sexo, las tasas de alcohol en la sangre, el estado de la superficie de contacto, etc…

El valor máximo de resistencia se establece en 3,000 Ohmios y el mínimo en 500 Ohmios. La piel seca tiene una gran resistencia, del orden de los 4,000 Ohmios para la corriente alterna. En el caso de piel húmeda se reducen los niveles de resistencia hasta los 1,500 Ohmios, con lo que solo con 100 V la intensidad que atraviesa el organismo puede producir la muerte. La sudoración también es un factor que puede disminuir la resistencia de la piel. La resistencia en el interior del organismo es en general, 1,000 veces menor que la de la piel, siendo menor para la corriente alterna. En el interior del organismo.

¿Qué tipos de contactos eléctricos existen?

El contacto se puede producir de dos formas: directo o indirecto:

  1. El directo tiene lugar con las partes activas del equipo o aparato que están diseñadas para llevar tensión (clavijas, claves metálicos, barras de distribución, etc.)
  2. El indirecto se produce al tocar ciertas partes que habitualmente no están diseñadas para el paso de la corriente eléctrica, pero que pueden quedar en tensión por algún defecto o deterioro (partes metálicas o accesorios de conducción).

¿Cuáles son los efectos que produce la corriente sobre el organismo?

Los más frecuentes son los siguientes:

A nivel local: Quemadura blanco-amarillenta, endurecida, normalmente de bordes elevados, centro deprimido e indolora. Junto a las quemaduras en la zona de entrada y salida, se establece un área de destrucción celular alrededor, poco aparente al principio.

En el trayecto de la corriente por el interior del organismo, se produce destrucción muscular con liberación de sustancias capaces de ocasionar, como en el caso de la mioglobina, trombosis vascular, gangrena y fallo renal por obstrucción de las arteriolas del riñón.

Es característico que se produzcan fracturas debidas a la propia corriente y a las fuertes sacudidas musculares que éstas producen.

En ocasiones se producen las llamadas “quemaduras por arco”, cuando la corriente sigue la superficie cutánea, por ser la que menos resistencia ofrece, y buscar tierra directamente a partir de la piel. En este caso, las quemaduras cutáneas serán gravísimas, pero la corriente no atraviesa el cuerpo humano y no hay lesiones internas.

A nivel general: Según el tiempo transcurrido distinguimos un cuadro precoz y otro tardío:

Cuadro precoz: Puede llevar al accidentado a la muerte inmediata. Las posibles manifestaciones son:

Parada cardíaca: Se produce al atravesar la corriente el corazón con ausencia de contracción y paro circulatorio. El mecanismo fundamental es la fibrilación ventricular, en la cual se producen contracciones cardiacas anárquicas y desorganizadas de numerosas células ventriculares al mismo tiempo. Ello hace que la contracción global del corazón sea inefectiva y no se bombee la sangre. Se presenta con intensidades de 100 mA y cuando el choque eléctrico tiene una duración superior a 0,15 segundos, el 20 % de la duración total del ciclo cardiaco medio, que es de 0,75 segundos.

Asfixia: Se produce cuando la corriente atraviesa el tórax. Ello impide la contracción de los músculos de los pulmones y cese de la respiración.

Quemaduras: Pueden ser internas o externas, según el paso de la intensidad de la corriente. La presencia de dificultad respiratoria, quemaduras de los pelos de la nariz o de la boca, indican posible riesgo de quemadura interna a nivel del árbol traqueobronquial, de muy mal pronóstico.

Tetanización: O sacudidas por contracciones musculares intensas. Consiste en la anulación de la capacidad de reacción muscular que impide la separación voluntaria del punto de contacto.

Cuadro tardío: Se caracteriza por la afectación neurológica y renal.

  1. Lesiones nerviosas: Parálisis y contracturas permanentes por lesión del sistema nervioso.
  2. Disminución del nivel de consciencia, coma e incluso muerte por convulsiones.
  3. Lesión renal: Bloqueo de la función urinaria y muerte.

 

Artículos Relacionados:

Localización de Fallas en Transformadores

Mantenimiento a Transformadores

Tipos de Enfriamiento en Transformadores

Ventiladores Para Transformadores