Energia inalambrica para recargar dispositivos portatiles

Marin Soljacic, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y sus colegas Aristeidis Karalis y John Joannopoulos, han realizado una investigación en la física de los campos electromagnéticos, demostrando cómo la energia inalambrica podría alimentar en el futuro los equipos electrónicos. El grupo del MIT también está trabajando para demostrar en la práctica esta tecnología.

Los científicos y los ingenieros han sabido desde casi dos siglos atrás que la transmisión de energía eléctrica no exige que los cables estén en contacto físico en todo su recorrido. Los motores eléctricos y los transformadores de electricidad contienen bobinas que la transmiten por el fenómeno de la inducción electromagnética. La corriente que circula por una bobina emisora induce otra en la bobina receptora; las dos bobinas están muy cerca, pero no se tocan.

energia inalambrica para recargar dispositivos portatilesCon posterioridad, los científicos descubrieron las ondas de radio, y demostraron que otra forma de radiación electromagnética, la luz, es la manera en la que recibimos la energía del Sol. Pero convertir la luz en energía eléctrica es difícil y requiere que el transmisor y el receptor se “vean” entre sí, por lo que un obstáculo físico puede desbaratar una transmisión. Las ondas de radio, y sobre todo las microondas, pueden emplearse para transferir energía, que se puede recoger con una antena. Pero la transferencia de energía de un punto a otro a través de la radiación electromagnética ordinaria suele ser ineficiente, e incluso resulta peligrosa: las ondas tienden a dispersarse en todas direcciones, así que la mayor parte de la energía se pierde en el entorno.

Sin embargo, Soljacic comprendió que la inducción a corta distancia, realizada dentro de un transformador o dispositivo similar, podría transferir energía a mayores distancias, como por ejemplo la existente entre los dos extremos de una habitación. En lugar de irradiar el entorno con ondas electromagnéticas, un transmisor de energía llenaría el espacio a su alrededor con un campo electromagnético “no radiante”. La energía sólo la recogerían los dispositivos diseñados especialmente para “resonar” con el campo. La mayor parte de la energía no recogida por un receptor se reabsorbería por el emisor.

Si bien está basada en leyes muy conocidas de la física, la transmisión de energía no radiante es una aplicación nueva que nadie parece haber explorado anteriormente.

Con el diseño propuesto, un objeto del tamaño de un ordenador portátil podría recargarse a unos pocos metros de la fuente de energía. Instalando una fuente en cada cuarto, se lograría proporcionar energía a toda la casa.

En el futuro, la energia inalambrica también podría alimentar a máquinas automáticas, como esas aspiradoras domésticas robóticas que limpian automáticamente los suelos, o en aplicaciones industriales, alimentando a robots que se muevan libremente dentro del pabellón de una fábrica, por ejemplo.

Ahora, imaginemos como se distribuiría la energía eléctrica desde las líneas de alta tensión hacia transformadores tipo Pedestal o tipo Estación y de allí hacia los hogares vía subterránea, sería un impacto tremendamente bueno para el ambiente, la contaminación sería prácticamente nula.

 

Artículos relacionados:

La Bobina Tesla

Corriente Mortal

Transformadores PROLEC – Tipo Estacion

Transformadores Prolec – Tipo Poste