Transformadores Secos

La técnica segura

Los transformadores aislados por resina colada constituyen la solución perfecta allí donde los transformadores de distribución deban garantizar la máxima seguridad, cerca del hombre. Esto se debe a que no están sometidos a las limitaciones de los transformadores llenos de líquido, al tiempo que conservan algunas de sus acreditadas características, como la seguridad de funcionamiento y la vida útil.

Pueden fabricarse según normas nacionales especiales o deseos del cliente. Existen soluciones individuales que satisfacen todas las exigencias en cuanto a tipo de servicio, bajo nivel de ruido y pérdidas, sistemas de conexión, método de enfriamiento así como transporte e instalación.

No es casualidad que los transformadores aislados por resina colada se empleen principalmente allí donde no se puede poner en riesgo la seguridad. En rascacielos, hospitales, pozos de alimentación eléctrica de tranvías y metropolitanos, plataformas petrolíferas en alta mar e instalaciones mineras, plantas eólicas, centrales nucleares y un largo etc…

Los transformadores secos con su tecnología respetuosa con el medio ambiente y su versatilidad garantizan una distribución rentable de energía directamente en el núcleo en que están ubicados los abonados.

Los transformadores cubren un rango de potencia de 50 kVA hasta 50 MVA aprox., con una tensión de servicio
hasta 52kV.

Sin necesidad de mantenimiento robusto: El aislamiento consta de una mezcla de resina epoxi y cuarzo molido. Se trata de un material respetuoso con el medio ambiente que hace que los devanados no requieran mantenimiento, estén protegidos contra la humedad y sean aptos para uso en climas tropicales, difícilmente combustibles y autoextinguibles. No son necesarios productos químicos pirorretardantes adicionales,  p. ej., trihidrato de alúmina, que pueden afectar negativamente a las propiedades mecánicas y al envejecimiento.

Incluso si se produce un arco eléctrico no se originan gases tóxicos. Los devanados están abrazados entre separadores elásticos que los desacoplan mecánicamente en cuanto a vibraciones respecto al núcleo de hierro y entre sí. Resultado: los transformadores secos son tan suaves como los transformadores en aceite.

Eléctricamente seguro: Las bobinas del devanado primario se fabrican de lámina de aluminio. ¿Por qué devanados de lámina? Porque el devanado de lámina combina una sencilla técnica de bobinado con una elevada seguridad eléctrica. Su aislamiento está sometido a esfuerzos eléctricos inferiores al de otros tipos de devanado. Mientras que en el devanado convencional con hilo redondo las tensiones de espira se suman hasta alcanzar el doble de la tensión entre capas, en el devanado por lámina la tensión que aparece no es mayor que la tensión de espira sencilla, ya que en dicho devanado cada capa está formada por una sola espira. Resultado: Elevada resistencia a la alternancia y a los impulsos de tensión.

El encapsulamiento con resina epoxi de los devanados primarios se realiza en vacío a una temperatura elevada.

Este método impide las inclusiones de gas, tan nocivas.

La calidad del encapsulamiento conjuntamente con las ventajas eléctricas del devanado de lámina son decisivas para la ausencia de descargas parciales (hasta el doble de la tensión nominal).

En el devanado con pletina del secundario, el material de los conductores es asimismo de aluminio. La anchura de la pletina de aluminio es igual a la longitud de la bobina. Con esto se reducen considerablemente las fuerzas axiales de cortocircuito dentro del transformador. El material de los conductores y el material aislante se pegan uno con otro mediante un tratamiento térmico, formando una unidad compacta que controla con seguridad también las fuerzas radiales, p. ej., el caso de Universal: los campos de aplicación de los transformadores secos deben identificarse conforme a la clase ambiental, climática y de incendio.

Los transformadores aislados por resina colada o secos, son de aplicación universal y satisfacen las más altas clases definidas, probadas con exhaustivos ensayos.

La técnica flexible
Reservas de potencia de un 50% – con ventiladores de flujo transversal para ofrecer reservas de potencia y cubrir picos de carga de mayor duración pueden incorporarse ventiladores de flujo radial controlados en función de la temperatura.

De este modo, la potencia del transformador puede aumentarse hasta en un 50%.

Para simplificar el montaje y la conexión, las conexiones en el primario y el secundario pueden ser por arriba o por abajo. Son posibles también las conexiones enchufables.

El uso de trafos Secos permite planificar sin tener que considerar las restricciones impuestas por la tecnología de los transformadores clásicos. Gracias a la aplicación sin problemas en centros de carga pueden realizarse concepciones de red óptimas. Desaparecen las medidas de seguridad especiales como,  p. ej., bandejas colectoras de refrigerante. Dado que el Transformador seco necesita una menor superficie de instalación que los transformadores llenos de líquido y aislados por gas, puede instalarse más potencia en idéntico espacio. También es rentable ensamblar el transformador a partir de los distintos componentes. Así, p. ej., los devanados pueden montarse y sustituirse in situ.

Balance de CO2: Los transformadores de la última generación reducen el balance de CO2 menores pérdidas de transporte. La reducción de CO2 se produce ya en el proceso mismo de fabricación a través de un diseño de producto respetuoso con el medio ambiente y la consiguiente minimización del uso de materiales y del peso final.

Económico: sin necesidad ni gastos de mantenimiento el transformador seco está prácticamente exento de mantenimiento.

Después de conectarlo, uno puede olvidarse de él en casi todos los casos. Si tiene en cuenta estas ventajas ya en la fase de planificación, en la mayoría de los casos podrá reducir considerablemente los costes totales del sistema de alimentación eléctrica.

Gestión de residuos: Los transformadores secos son bienes de inversión de larga duración con una vida útil rentable de 30 años y más. No obstante, llegará un día en que el producto deba ser sustituido y eliminado como residuo. Los transformadores aislados por resina colada presentan una alta tasa de reciclaje. Solo un 4% del material es destinado a una valorización térmica, un 2% a depósitos de residuos, mientras que el 94% del material retorna al ciclo de materias primas.

 

Artículos Relacionados:

Transformador Pedestal Monofásico Prolec+GE

Transformadores PROLEC – Tipo Estacion

Transformador Subestación marca Prolec ( NMX-J-116-ANCE )

Transformadores Sumergibles Trifásicos