Nueva tecnología en transformadores

Tecnología rusa en transformadores eléctricos

RTE de México, líder en la distribución de transformadores eléctricos y sus componentes a nivel nacional, informa sobre la nueva tecnología en energía eléctrica proveniente de Rusia.

Nueva Tecnología rusa en transformadores basada en aleación ferrumMonterrey, NL. Es imposible imaginar la red eléctrica sin la presencia de los transformadores, y el mercado eléctrico está en constante innovación a nivel mundial.

El país pionero en innovación en lo que va del año es Rusia, país que también cuenta con el crédito por la introducción de los primeros transformadores. Se especula que el primer transformador fue ideado y construido por el electrotécnico Yáblochkov y el físico Usaguin, y antes se hacía llamar “fraccionamiento de la luz”.

Después de que Yáblochkov demostró su invento aunado a un condensador de corriente en París y San Petersburgo, se patentó oficialmente en 1882 como transformador de núcleo abierto.

Nueva aleación basada en ferrum (hierro)

Según el sitio de ciudadanía-express, y la página oficial de la Universidad Autónoma de México (UNAM), a principios de este mes, varios investigadores del Laboratorio de Materiales Eficientes de Energía de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología (NUST), en Moscú, desarrollaron una nueva aleación basada en ferrum (hierro).

Sabemos que cada transformador contiene un núcleo de acero magnético, que es lo que convierte la tensión. Dicho proceso causa pérdida de electricidad. Esta nueva creación, carece de red cristalina y caos de átomos, mejorando considerablemente sus propiedades, además de reducir la pérdida de electricidad y saturación, que culmina en una mayor producción de núcleos pequeños que se calientan menos.

Otras propiedades de dicho material, se consiguen por el método de hilado por fusión. Cuando la temperatura de fusión alcanza los 1.3000 ºC, la masa que se funde se vierte sobre cobre que gira y se enfría con rapidez.

Las cintas resultantes tendrán un grosor de 20 micrómetros, cuatro veces menos que el diámetro de un cabello y mucho más pequeñas que las actuales.

“Con la fabricación de transformadores con núcleos de la nueva aleación, aumentará su costo promedio un 30%, pero los resultados incluyen, además de función con una duración más larga (3-5 años), ahorro de electricidad que a la larga recuperará la inversión financiera”, afirman los investigadores.